mayo 20

¿Cómo empezar un estilo de vida saludable?

Nutricion

0  comments

“Total, de algo me tengo que morir” es una de las frases más escuchadas por aquellas personas que no les atrae la idea de un estilo de vida saludable y piensan que “se van a morir de hambre” si empiezan a hacer una “dieta”, por lo tanto, prefieren restarle importancia a su alimentación y lo mucho que influye en la salud. 

 

Pero, cuando ya le comenzamos a prestar más atención a la importancia que tiene alimentarse bien y mantener un estilo de vida saludable en nuestra salud, vemos el panorama desde una perspectiva totalmente diferente. Nos comenzamos a cuidar y valoramos cada acción que hacemos por nuestro cuerpo. Acá te dejo unos de los tantos beneficios que tiene el mantener un estilo de vida saludable:

 

  • Prevención de enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes, hipertensión, obesidad, cáncer, problemas del corazón, entre otras.
  • Aumenta los niveles de energía
  • Contribuye a un crecimiento y desarrollo saludable
  • En las mujeres, el ciclo menstrual se mantiene controlado 
  • Incrementa el rendimiento en general: fuerza, resistencia, velocidad
  • Mejora nuestra coordinación
  • Nuestro estado emocional se encuentra óptimo
  • Los problemas para dormir disminuyen
  • Mejora nuestra imagen física
  • Disminuye ansiedad y estrés

 

 

Existen muchísimos más beneficios que podemos obtener únicamente con comenzar a cuidarnos e iniciar y mantener un estilo de vida saludable, el cual, no incluye únicamente una alimentación saludable (aunque es uno de los pilares más importantes), también se añaden otros aspectos que debemos tomar en cuenta en un estilo de vida saludable como:

 

  • Alimentación saludable
  • Salud mental
  • Actividad física
  • Aspecto físico

 

 

Estos son los 4 pilares que son básicos para un estilo de vida saludable, por supuesto, se pueden añadir más, pero para iniciar son los principales que se deben tomar en cuenta. 

 

Pero cuando nuestro principal propósito es iniciar un estilo de vida saludable, se nos vienen muchas preguntas a la mente ¿ahora qué hago? ¿cómo empiezo? ¿qué debo de hacer? ¿con quién debo ir? y muchas más preguntas nos hacemos al empezar. Pero no te preocupes, no es nada del otro mundo y acá te dejo una mini guía para iniciar. Pero antes, quiero aclarar dos términos que solemos confundir mucho, dieta y plan de alimentación:

 

 

  • Dieta: Hábito alimenticio de una persona, es decir, conjunto de sustancias alimenticias que un ser vivo consume habitualmente. Nos referimos a dieta a lo que comemos todos los días, a lo que estamos acostumbrados a consumir y esta puede incluir tanto alimentos saludables y otros no tan saludables.

 

 

 

  • Plan de alimentación: Es aquel que realiza un nutricionista, es individual, personalizado y se adapta a las necesidades de cada persona según sus objetivos, estilo de vida y estado de salud. Acá SIEMPRE será una alimentación saludable y balanceada. 

 

 

Ahora sí, empecemos, acá te dejaré todos mis tips, pasos, claves y consejos que doy cuando alguien quiere empezar un estilo de vida saludable:

 

 

  • Examínate: antes de iniciar, debes hacerte un chequeo general de tu estado de salud para saber en qué aspecto te puedes enfocar y centrar más. Por ejemplo, si en tus resultados del examen de sangre, tienes la glucosa alta. Tu principal objetivo será: disminuir los niveles de glucosa en la sangre. 

 

 

Si por el contrario, todos tus exámenes salen normales, pues ponte la meta de mantener tu estado de salud actual y quizás hasta mejorarlo. 

 

 

 

  • Ponte metas y objetivos: Ya está comprobado que el ser humano cuando tiene una meta clara y establecida, tiene un mejor enfoque y trabaja para lograrlo. Sea cual sea tu objetivo: prevenir enfermedades, mejorar la calidad de vida, normalizar tus parámetros bioquímicos, mejorar el estado físico, enfocarte en tu salud mental, entre otros, no lo pierdas de vista y aférrate a él. En todo momento, tenlo en mente siempre, de esa manera, evitas decaer y desistir. 

 

 

 

 

  • Busca ayuda: ya tienes metas y objetivos establecidos y ¿ahora qué? Busca a un grupo de profesionales que te puedan ayudar a lograrlo: médico, nutricionista, entrenador, psicólogo o el conjunto de todos ellos, son los encargados de guiarte y encaminarte a cumplir con tus metas. Son la base para empezar un estilo de vida saludable.

 

 

 

 

  • Crea un plan de acción: Luego de que ya te hayas asesorado, crea tu plan de acción. Empieza paso a paso, recuerda que los cambios no se hacen de la noche a la mañana, pueden haber días en los que sientes que puedes recaer ¡y es totalmente normal! pero ahí es donde es importante tener tus objetivos en mente. Mi consejo es empezar poco a poco, por ejemplo, “esta semana voy a aumentar mi consumo de fruta” o “voy a hacer ejercicio al menos 2 veces a la semana” y vas aumentando hasta que cumplas con lo que te propusiste.

 

 

 

  • ¡No te rindas! Cuando nuestras metas no están establecidas, es muy fácil rendirse y tirar la toalla. Pero cuando sabemos qué es lo que queremos y cómo lograrlo, se vuelve más fácil seguir el plan de acción. Recuerda siempre por qué empezaste y por qué quieres seguir.

 

 

 

  • ¡Avanza! No te estanques, siempre busca mejorar y trabajar en ti en todos los aspectos. Cree en ti y en todo lo que puedes lograr, busca siempre nuevas metas y objetivos. Define siempre tu objetivo principal y traza metas en base a este, pero ve lográndolas una a la vez, recuerda: “el que mucho aprieta poco abarca”.

 

 

 

 

  • Busca motivación: ¿Qué te motiva a seguir? busca esa chispa o impulso que te hace querer continuar y no rendirte. Busca fuentes de inspiración, haz lo que te gusta. 

 

 

Empezar un estilo de vida saludable no es tan difícil como parece ¿cierto? acá te dejo unas recomendaciones finales para lograrlo:

 

  • Busca aliados que te ayuden y te motiven cuando sientas que te puedes rendir. 
  • ¡No descuides tu salud mental! 
  • No sigas los consejos de fuentes que no son confiables o basados en evidencia, siempre asesórate de un grupo de profesionales y personas que conozcan sobre el tema.
  • Disfruta el camino, como dice el dicho “disfruta el camino mientras llegas a la meta”, no tiene por qué sentirse como un “castigo” u obligación.

 

Lo más importante: No te preocupes si un día no lo logras, ¡levántate y vuelve a intentar! 

 

 

Artículo relacionado, haz click aquí

 


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

5 recetas de buddha bowls

5 recetas de buddha bowls

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos