noviembre 18

Bebidas energéticas

Uncategorized

0  comments

Seguramente más de alguna vez en tu vida has probado una bebida energética, y sentiste esa sensación de adrenalina y energía instantánea, o probablemente tuviste una mala experiencia y experimentaste taquicardia y una sensación muy extraña como de estar acelerado constantemente. 

Estos son algunos de los efectos que puede llegar a causar este tipo de bebidas energéticas, con esto no me refiero a que son completamente malas, yo misma he dicho que no me gusta satanizar ningún alimento, pero recuerda siempre “en la dosis está el veneno” con esto me refiero a que hay que cuidar mucho las cantidades que consumimos de cada alimento y por supuesto la FRECUENCIA. 

Ahora bien ¿Qué es lo que tienen estas bebidas energéticas que nos hacen sentir así? La respuesta es simple: CAFEÍNA, por supuesto, combinada con otros ingredientes que pueden llegar a potencializar su efecto energizante, como por ejemplo, la taurina. 

La TAURINA es un aminoácido que lo podemos encontrar en alimentos naturales como la carne, productos lácteos o pescado, es encargada de algunos procesos metabólicos en nuestro cuerpo, sin embargo, no se ha estudiado los efectos secundarios que esta tendría con un consumo en exceso. Está combinada con la cafeína puede mejorar el rendimiento mental y físico. 

Otro ingrediente principal que contienen las bebidas energéticas es el AZÚCAR, sí, estas bebidas también lo contienen y esto para incrementar aún más el efecto de “energía” sin embargo, como ya hemos hablado en otros artículos, un consumo excesivo de azúcar aparte de generar cierta adicción, puede conllevar a muchas consecuencias en nuestra salud, por lo que su consumo debe ser limitado o en moderación.

Estos son los principales ingredientes que comúnmente podemos encontrar en estas famosas bebidas. Regresando a la cafeína, estos son algunos beneficios que se le atribuyen a este componente:

  • Estimula el sistema nervioso central
  • Es un diurético natural
  • Aumenta la energía

Sin embargo, como te había comentado en la dosis está el veneno. Un consumo regular no tendría por qué causarte ningún daño grave a tu salud, al contrario, puede ayudarte muchas veces. Pero, cuando aumentamos su consumo podemos obtener más consecuencias que beneficios.

Cuando creamos cierta dependencia o adicción a la cafeína, podemos experimentar las siguientes consecuencias:

  • Nerviosismo
  • Insomnio
  • Elevar presión arterial
  • Dolor de cabeza
  • Interfiere la absorción del calcio
  • Inquietud o temblores
  • Mareos
  • Ritmo cardiaco rápido o anormal
  • Deshidratación
  • Ansiedad
  • Adicción y dependencia

Es por eso, que vemos que muchas personas han generado cierta dependencia a las bebidas energizantes, aparte de contener azúcar, que también es un agente que causa adicción, contiene cafeína la cual como puedes ver, un consumo en exceso causa extrema dependencia, así mismo causa cierta tolerancia, es decir, probablemente ya no se sienta el mismo efecto “estimulante” que antes.

¿Cómo funciona la cafeína?

La cafeína se une con receptores de adenosina en el cerebro. Este es un componente encargado de provocar somnolencia, al unirse la cafeína con uno de sus receptores, le impide a la adenosina actuar. Este efecto es el responsable de dar un estado de alerta, concentración y mejor estado de ánimo.

¿Qué personas deben evitar o limitar la cafeína?

  • Personas propensas a migrañas
  • Personas con presión arterial alta
  • Niños 
  • Personas que sufren úlceras
  • Aquellas personas que padecen de un ritmo cardíaco irregular
  • Mujeres embarazadas y lactantes
  • Personas que consumen ciertos medicamentos en específico

Las bebidas energéticas al contener casi el doble de contenido de cafeína que el café, puede incrementar aún más sus efectos. Se podría decir que tomar 1 lata de bebida energizante es igual a tomar 5 cafés ¡Es muchísima cafeína! por lo que no es de extrañarse que al consumirlas tengamos ese efecto inmediato de “adrenalina”. Un consumo excesivo y prolongado de estas bebidas puede tener los siguientes efectos secundarios:

  • Estado de deshidratación
  • Riesgo de erosión dental
  • Problemas constantes para dormir
  • Irritación
  • Cansancio o fatiga
  • Aumento de peso
  • Mayor tendencia a padecer enfermedades crónicas no transmisibles
  • Pérdida de densidad ósea
  • Aumento presión arterial
  • Incremento de la frecuencia cardiaca

En casos graves, pueden provocar:

  • Arritmias
  • Fibrilación auricular
  • Infarto de miocardio

¿Asusta verdad? Es increíble todo lo que una bebida puede provocar en nuestra salud. Para ver realmente qué efectos está causando en ti este tipo de bebidas, prueba dejarla por un par de semanas y vas a comenzar a notar un cambio bastante positivo en tu salud, estado de ánimo y mental.

Si vas a consumir este tipo de bebidas te recomiendo hacerlo con mucha precaución y en dosis muy pequeñas para no afectar tu salud drásticamente. Existen muchas otras bebidas y alimentos que de manera natural pueden aumentar tu energía y crear un efecto bastante similar a una bebida energizante, entre ellos se encuentran:

  • Frutos secos
  • Espinaca
  • Banano 
  • Huevo
  • Cacao
  • Dátiles
  • Semillas
  • Avena
  • Agua

La naturaleza es increíble y nos puede brindar tanto para nuestra salud, cuando aprendemos a apreciarla podemos experimentar tantos beneficios y cambios positivos en nuestro cuerpo.

Artículos relacionado:


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

Todo sobre la dieta flexitariana

Todo sobre la dieta flexitariana

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos