enero 13

Tipos de huevo y beneficios

Nutricion

0  comments

El huevo es uno de los alimentos más completos que puede existir por su alto valor nutricional y los diferentes beneficios que aporta para la salud. Algunas personas están acostumbradas a consumirlo de manera diaria y otras de vez en cuando, la mayoría de la población (exceptuando veganos, vegetarianos, alérgicos al huevo, entre otros) lo considera parte de la canasta básica y es un alimento que se acostumbre tener siempre dentro de nuestra despensa.

Sin embargo, la mayoría de nosotros nos acostumbramos al consumo de huevo de gallina, si bien es cierto, que este contiene un alto valor nutricional y muchos beneficios, existen también otra variedad de huevos que pueden contener también muchos nutrientes claves para nuestra salud, acá te haré una revisión de los tipos de huevos que existen, su contenido nutricional y beneficios para la salud.

Huevos de gallina

Comencemos con el más básico y común que existe, el huevo de la gallina. Existen de diferentes colores de cáscara, el cual depende de la raza, pero esto no quiere decir que contengan diferente valor nutricional, este se mantiene. El 13% de su composición es proteína y el resto son vitaminas y minerales, entre los cuales, los más importantes son: calcio, fósforo, hierro, vitamina A, B, D y E. Fuente principal de ácido fólico y ácidos grasos saludables. 

Entre los beneficios de este podemos encontrar:

  • Contribuye al bienestar físico y mental.
  • Disminuye el riesgo de padecer enfermedades.
  • Si estás embarazada, ayuda al desarrollo del bebé durante la gestación.
  • Fortalece la respuesta del sistema inmune.
  • Equilibra el estado de ánimo por su contenido de triptófano.
  • Brinda saciedad.
  • Favorece al desarrollo del cerebro.

Contrario a lo que siempre se ha pensado del huevo, este no afecta los niveles de colesterol o triglicéridos, al contrario, contribuye a elevar el colesterol “bueno” (HDL) en sangre.

Huevo de golondrina

Tienen un mayor tamaño comparados a los huevos de gallina, su cáscara es más dura y su yema un tanto más clara. Aportan aproximadamente 135 calorías por porción, contiene vitaminas y minerales, entre los más importantes podemos resaltar al selenio, hierro, vitamina B9 y B12. Tiene un alto contenido de grasas saturadas y colesterol, no es uno de los más recomendados para su consumo, aparte que no aporta mayor beneficio para la salud, ayuda a preservar la especie y aumentar el número de estas aves.

Huevo de codorniz

Es otro de los más comunes en varios países, su valor nutricional es ¡tres veces mayor! que el del huevo de gallina. Son muy pequeños, con cáscara color crema y manchas oscuras. Su sabor es muy delicado, con respecto al valor nutricional, contiene 71 calorías por porción, 6 g de proteína, fuente de selenio, hierro, potasio, vitamina B12 y A. Entre sus principales beneficios se encuentran:

  • Ayuda a  la memoria
  • Mejora el estado de ánimo 
  • Contribuye al mayor control muscular.
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Disminuye el riesgo de cataratas y degeneración muscular.

Si te estás preguntando cuál de las dos opciones es mejor consumir, si el huevo de gallina o codorniz, cualquiera me parece una opción saludable y válida. Ambos son altos en vitaminas, minerales y proteínas y brindan grandes beneficios para la salud.

Huevos de pato

Son un poco más grandes comparados a los huevos de gallina, y su sabor es más intenso, muy parecido al sabor de la carne de pato. Su clara contiene una mayor cantidad de albúmina y es fuente de diversas vitaminas y minerales, entre los cuales se pueden nombrar: vitamina A, E, B5, B2, calcio, hierro, fósforo y potasio. Sin embargo, su contenido de ácidos grasos saturados es alto, por lo que no se recomienda un consumo frecuente de este. 

Huevos de avestruz

Tiene un GRAN tamaño, su contenido interior es el equivalente a ¡20 o 24 huevos de gallina! Muchísimo ¿verdad? pesa de 1 a 2 kg. Su sabor es muy suave y algunas personas lo pueden describir como algo dulce. Tiene un contenido muy bajo de colesterol, por lo que es muy beneficioso para la salud. Contribuye bastante a brindar cremosidad y esponjosidad a las recetas que lo requieren. Es muy importante asegurarse que se cocine muy bien el huevo, se debe tener en el fuego aproximadamente 1 hora. 

Huevo de pavo

Es muy parecido al huevo de gallina, excepto por su tamaño, ya que es un poco mayor comparado al primero. En la cocina, es un huevo muy versátil, pudiéndose utilizar casi igual que el huevo de gallina. Su yema es muy cremosa, la cual aporta mucho sabor y textura a las preparaciones. Su contenido de calcio es alto, pero también su contenido de colesterol, por lo que no es de consumo frecuente en una alimentación regular. 

Huevos de ganso

También se les conoce como huevos de oca, su tamaño es tres veces más que el de huevo de gallina. Su cáscara suele ser más dura y su sabor más intenso, su contenido de nutrientes es muy parecido al del huevo de gallina, pero multiplicado siempre por su tamaño. Sin embargo, es importante resaltar que tiene un alto contenido de colesterol y ácidos grasos saturados. Es muy común utilizarlo en repostería. 

Es increíble la cantidad y variedad de huevos que existen (por lo menos los comestibles), muchas veces nos limitamos al consumo de huevo de gallina, pero te recomiendo que por lo menos una vez, pruebes con alguno de estos que se encuentran en la lista, te vas a admirar de la similitud de sabor que tienen, junto con la cremosidad y textura que aportan a las preparaciones. Es importante que sepas que no todos son recomendados en un consumo diario, ya que algunos pueden contener un alto contenido de colesterol y grasas saturadas. Claro, puedes consumirlo de vez en cuando para tener una diversidad de sabores en tu plato. 

Artículo relacionado:

¿Cómo sustituir el huevo en las recetas?


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

Grasas y ejercicio

Grasas y ejercicio

5 masas para pizza saludables

5 masas para pizza saludables

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos