febrero 10

Alimentación y salud mental -PARTE 2-

Nutricion

0  comments

Existen tantos factores que se relacionan con la alimentación y afectan tanto de manera positiva como negativa, y aunque no lo creas, la salud mental es uno de ellos, entre la alimentación y la salud mental tienen un vínculo muy fuerte. Seguramente alguna vez has escuchado el dicho “mente sana cuerpo sano” y sí, es debido a que existe una relación muy estrecha entre estos dos factores.

 

 

Desde la antigüedad se han basado bajo el concepto de el mantenimiento de un equilibrio integral. Filósofos como Platón creían que la mente y el cuerpo son una misma unidad, por lo que se hace con el cuerpo afecta directamente con la mente y viceversa. Esta creencia se ha transmitido de generación en generación y se ha intentado mantener un balance entre la mente y el cuerpo.

 

Existen estudios científicos han comprobado que, en efecto, existe un gran impacto entre las emociones y la alimentación. Esto puede tener un resultado tanto negativo (estrés, pérdida/aumento de peso, fatiga…) como positivo (más energía, mejor estado de ánimo, salud…). 

 

Más estudios señalan que la ingesta de nutrientes como aminoácidos, grasas, vitaminas y minerales repercuten en la función y estructura del cerebro. Por esta razón, cada vez más se está enfocando la salud mental en la alimentación. Se ha demostrado que una buena alimentación contribuye al buen mantenimiento de la salud mental, y al contrario, los malos hábitos pueden incrementar el riesgo de padecer depresión.

 

 

Por lo que se ha llegado a la conclusión que la alimentación es para la salud mental tan importante como lo puede llegar a ser la cardiología, gastroenterología o endocrinología. 

 

Puede parecer tarea difícil explicar la conexión que tiene la alimentación con el estado de ánimo y salud mental en general, pero en este artículo voy a procurar explicártelo de la mejor manera posible.

 

Existen ciertos grupos de alimentos que pueden actuar directamente en los estados de ánimo, por ejemplo, se encontró una asociación inversa entre el consumo de proteínas, ácidos grasos poliinsaturados, manganeso, cobre y zinc, con la sintomatología de la depresión. 

 

Así mismo, un consumo de una mala calidad de nutrientes (deficiencias en los mismos) puede provocar o aumentar el riesgo de depresión y trastornos de la ansiedad.

 

¿Los lácteos tienen efecto directo en la salud mental?

 

Han habido estudios que han demostrado que una deficiencia en el consumo de alimentos fuente de proteína de alto valor biológico tales como lácteos, huevos y legumbres tienen un impacto negativo en las enfermedades de salud mental (no todas pero la mayoría).

 

Así mismo, se encontró que aquellas personas que consumen lácteos por lo menos una vez al día tienen una mejor función cognitiva que aquellas personas que no los consumen regularmente. 

 

 

Probióticos y estado de ánimo

 

Como ya lo hemos hablado en otros artículos, se ha sabido de la inmensa relación que tiene la microbiota con el cerebro y sus funciones. De ahí la gran importancia de incluir este tipo de alimentos para salvaguardar la salud mental.

 

Los probióticos, tienen una doble función, ya que al consumirlos no sólo contribuyen a la salud intestinal, sino también a reducir síntomas tanto de ansiedad como de depresión o alguna otra enfermedad mental.

 

En resumen, si existe un buen equilibrio entre las bacterias intestinales, puede contribuir en la bioquímica del cerebro e incentivar los rasgos positivos del mismo, tales como buen humor, optimismo, risa, buen estado de ánimo, entre otros.

 

También se ha demostrado que la microbiota intestinal tiene una relación directa con el metabolismo de la serotonina (aquella sustancia química que nos ayuda a sentirnos felices). Aproximadamente el 95% de esta sustancia se fabrica en el tracto digestivo, por lo tanto, al consumir alimentos que contribuyen a la salud intestinal también nos aseguramos de mantener una buena salud mental.

 

 

Sin duda, la alimentación es un factor importantísimo para la salud mental e incluir alimentos de buena calidad y nutrientes, nos aseguramos de mantener un buen estado de ánimo en general.

 

Por supuesto, cada vez más existen más estudios que respaldan esta teoría y que siguen creando nuevos descubrimientos en relación a estos dos factores. 

 

Artículo relacionado, haz click aquí


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

Helado con solo 3 ingredientes

Helado con solo 3 ingredientes

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos