febrero 24

¿Qué es el hígado graso?

Nutricion

0  comments

Esta afección es una de las más comunes y seguramente conoces a alguien que padece hígado graso o probablemente tú lo padezcas. Su abordaje nutricional muchas veces puede llegar a ser muy confuso y en la mayoría de casos no sabemos cómo tratar el problema, pero no te preocupes, acá te daré toda la información que debes conocer acerca de esta afección.

 

Pero antes, me gustaría platicarte acerca de qué es realmente el hígado graso:

 

Para empezar, debemos saber que el hígado es uno de los órganos más grandes de nuestro cuerpo, las principales funciones del hígado son:

 

  • Contribuye a digerir alimentos
  • Almacena energía
  • Elimina toxinas

 

Sin embargo, cuando la grasa se acumula en las células hepáticas ocurre lo que conocemos como “hígado graso”. Como bien sabemos, es normal que el hígado acumule grasa, pero, se puede llegar a considerar como graso cuando acumula más del 5% de grasa. 

 

Aunque muchos sabemos que el hígado graso se puede dar por un consumo de alcohol en exceso, existe también otra clase de afección que no necesariamente se relaciona con el alcohol, por lo tanto, se ha dividido en dos tipos:

  • Hígado graso no alcohólico

Este es un tipo de enfermedad que como su nombre lo dice, no está relacionado con el consumo de alcohol, en este tipo de pueden encontrar dos categorías: 

  • Hígado graso simple: Existe acumulación de grasa en el hígado, sin embargo, hay poca inflamación o daño en las células hepáticas. No es tan grave como para causar complicaciones futuras en el hígado.

 

  • Esteatosis hepática no alcohólica: En esta categoría sí existe inflamación y daño en las células hepáticas. Esto puede causar fibrosis o cicatrización del hígado lo cual nos lleva a cirrosis o cáncer de hígado.

  • Hígado graso alcohólico 

Como su nombre lo indica, esta enfermedad sí está directamente relacionada con el consumo desmedido de alcohol. Claro está, que no a todos los que consumen en exceso puede darles esta enfermedad sino que tienen que cumplir otros criterios (genéticos, enfermedades secundarias, hábitos, etc), pero sí todos aquellos que consumen en exceso pueden tener un alto riesgo de padecerlo. 

 

Normalmente el encargado de descomponer el alcohol es el hígado, pero durante este proceso, se pueden liberar sustancias dañinas, las cuales son capaces de dañar a células del hígado (hepáticas), provocar una inflamación y debilitar el sistema inmune. Entre más alcohol se beba, más daño se genera en el hígado. Esta enfermedad es la etapa temprana de la hepatopatía alcohólica, las siguientes son: hepatitis alcohólica y cirrosis. 

 

 

Debido a que ya sabemos las causas del hígado graso alcohólico, quiero que platiquemos y profundicemos más acerca del hígado graso NO alcohólico. Esta es una enfermedad que afecta a más del 25% de personas en todo el mundo por lo que no hay que tomarsela a la ligera y cuidar todos aquellos factores que pueden provocarla. 

 

¿Qué personas están en riesgo de padecerlo?

 

Aunque no se sabe la causa exacta de esta enfermedad, sí podemos definir a aquellas que se encuentran en riesgo. Podemos decir que las personas que tengan 1 o más de estos factores tienen mayor tendencia a padecer hígado graso:

 

  • Diabetes 2 o prediabetes
  • Obesidad
  • Personas de mediana edad y mayores (aunque no se excluye a los niños totalmente)
  • Niveles altos de colesterol y triglicéridos
  • Presión arterial alta
  • Trastornos metabólicos
  • Pierden peso demasiado rápido
  • Tienen infecciones como hepatitis C
  • Se han encontrado expuestos a ciertas toxinas

 

 

Ya que sabemos qué personas tienen una mayor tendencia a padecer hígado graso, vemos cuáles pueden ser las posibles causas, aunque como mencioné anteriormente, no se ha encontrado una exacta.

 

  • Obesidad y sobrepeso
  • Exceso de grasa abdominal
  • Resistencia a la insulina
  • Alimentación inadecuada
  • Deterioro en la microbiota

 

¿Cuáles son los principales síntomas del hígado graso?

 

Puede que no todos los síntomas estén presentes en algunas personas que lo padecen pero sí se pueden identificar a la mayoría de estos:

 

  • Fatiga y debilidad
  • Dolor o sensación de llenura en el área abdominal derecha o central
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Ojos y piel color amarillento
  • Niveles altos de enzimas hepáticas elevadas
  • Niveles altos de insulina y triglicéridos

 

 

Es de suma importancia que cuando se tengan algunos de estos síntomas se consulte al médico inmediatamente para que se realicen los exámenes correspondientes y se brinde el tratamiento lo antes posible. 

 

¿Cómo tratarlo?

 

Al principio, tu médico luego de realizar los debidos exámenes de diagnóstico y confirmar la enfermedad te brindará los medicamentos y tratamiento adecuado, pero también te referirá a una nutricionista para que lleve en conjunto el tratamiento de la enfermedad. 

 

Acá te dejo algunos de los alimentos que se recomiendan consumir para abordar la enfermedad:

 

  • Gracias poli y monoinsaturadas (aguacate, frutos secos, aceites vegetales…)
  • Fibra soluble 
  • Tamarindo
  • Alcachofas
  • Toronja
  • Limón
  • Aceitunas
  • Cereales integrales 
  • Legumbres

 

 

Y por supuesto, se deben evitar los siguientes alimentos:

 

  • Alimentos altos en grasas saturadas (comida rápida, grasas animales, procesados, etc)
  • Carbohidratos refinados
  • Bebidas azucaradas 
  • Alcohol

 

Además, si se padece de sobrepeso u obesidad, se iniciará un tratamiento para bajar de peso de manera saludable y se hará la recomendación de realizar actividad física como complemento. 

 

Padecer hígado graso no es fácil, y puede llevar a padecer enfermedades más graves como la cirrosis, es por eso, que mi mayor recomendación siempre será llevar un estilo de vida saludable el cual ayude a prevenir todo tipo de enfermedad y mantener una buena calidad de vida.

 

Artículo relacionado, haz click aquí


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

Helado con solo 3 ingredientes

Helado con solo 3 ingredientes

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos